La Virgen del Patio | Colegio El Pilar
colegio, el pilar valencia, valencia, educación, concertada, infantil, primaria, secundaria, bachillerato, marianistas
54329
page-template-default,page,page-id-54329,qode-social-login-1.0,qode-membership-navigation-over-title,qode-listing-1.0.1,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,tribe-no-js,ajax_leftright,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,bridge-child,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

La Virgen del Patio

Tradición de los patios en los Colegios Marianistas

El 12 de octubre de 2011, después de la eucaristía, en presencia de muchas familias, se bendijo la nueva Virgen del patio del Colegio del Pilar de Valencia. El 13 se repitió la ceremonia para todos los alumnos reunidos ante la imagen en el patio. Me tocó bendecirla, tal vez porque algo más 50 de años antes me tocó bendecir la anterior.

Así se lo expliqué:

«Hoy venimos a reanudar una tradición educativa marianista, que viene desde el padre Chaminade: la presencia de una imagen de María en los patios de toda obra educativa Marianista…»

Mi Colegio de Vitoria tenía su Virgen de Lourdes que era lo primero con lo que nos encontrábamos apenas pasar la entrada. En San Sebastián en un rincón de la finca y visible desde todos los patios un gruta de Lourdes nos recordaba a nuestra Madre del cielo. En Valencia el viejo caserón de Conde Carlet tenía su gruta de Lourdes. Cuando se trasladó aquí, una preciosa Virgen de los Desamparados de varillas de hierro, presidía el patio desde la parte exterior de la capilla. Todos los actos colegiales oficiales se celebraban bajo su imagen… Es cierto que estaba expuesta a balonazos que ella soportaba cariñosamente. Pero estaba allí.

Las obras de la nueva capilla acabaron con ella… con el peligro de no echarla de menos. Con motivo del 75 aniversario de la venida de los marianistas a Valencia, el asunto tomó cuerpo y la imagen de la Virgen va a estar de nuevo presente presidiendo el patio…

Cuando con motivo de la última Olimpiada Marianista Nacional se puso en la fachada del polideportivo esa frase que un chico del Colegio dijo a un periodista de LAS PROVINCIAS: «Este patio es mi casa», esto nos hizo recordar que toda casa, que todo hogar tiene una madre.

¿Qué representa esta imagen que vamos a inaugurar y bendecir? Me gustaría que quedara bien claro. Es una ayuda exterior para tomar conciencia de la presencia invisible pero real de la Virgen María. Una presencia que nos toca actualizar.

No es una mera señal de identidad. Menos aún un logo tan de moda hoy. Esta imagen moderna, esbozada por el gran artista que es Luis Lonjedo, quiere ser un llamamiento: «Aquí, entre nosotros, hay alguien presente: María. Jesús nos dice que donde 2 ó 3 están reunidos en su nombre allí está Él… y Ella también».

Para que esa presencia sea viva tiene que ser mutua. Os invito a todos a mirar a María y decirle algo desde vuestro corazón.

Papás y mamás, que venís a traer o recoger a vuestros hijos: una mirada y “María, te confío mi hija, mi hijo”.

Alumnos, al entrar, una mirada: “María te entrego mi día. Que yo sea hoy un digno hijo tuyo”.

Deportistas que competís, una mirada: “María, ayúdame a dar lo mejor de mí mismo, a jugar limpio, a aceptar el resultado con deportividad.”

Profesores y profesoras, una mirada y: “María, ayúdame a ser no sólo profesor que comparte conocimientos, sino que seamos ante todo educadores, y educadores cristianos con nuestros criterios y actitudes. Como tú, María”.

Encargados de la vigilancia de los patios: Una mirada y “María, que mi presencia entre estos hijos tuyos, cree espontáneamente compañerismo, respeto, alegría, ganas de vivir, en una palabra espíritu de familia”.

Alumnos que abrís el bocata a mitad de mañana en el recreo. Una mirada y “María, gracias. Hay hijos tuyos que no tienen lo que tengo ¿qué haré hoy por ellos?”

Y pidámosle que desde su imagen María hable al corazón de algunos alumnos, les invite a seguirla y ser sus instrumentos como religiosos marianistas y que les ayude a responder con un sí generoso

Se trata de tomar conciencia de una presencia, invisible pero real. Y de un modo u otro, cada día y muchas veces, le digamos todos:

Virgen del Pilar del patio de este Colegio que es mi casa, te quiero…
Te pido que con tu hijo vivas en mi corazón.

Que María esté siempre en el horizonte del corazón de toda la comunidad educadora y educanda de este Colegio.

En la bendición con los alumnos, un representante de cada grupo de personas, expresó las “miradas” en forma de petición

 

Valencia, a 13 de octubre de 2011
José Mª Salaverri Sm

La nueva Virgen del patio
La nueva Virgen del patio, instalada en 2011
José Mª Salaverri, Sm, en ese momento director del colegio, y el Padre Paul J. Hoffer Sm, superior general de la Compañía de María, bendiciendo la Virgen del Patio original en el Colegio El Pilar (Valencia)
Fachada actual del pabellón deportivo con la nueva Virgen del Patio,