Oraciones | Colegio El Pilar
67067
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-67067,page-child,parent-pageid-15281,bridge-core-2.5.9,qode-social-login-2.0.1,qode-membership-navigation-over-title,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,qode-lms-2.0.1,qode-page-transition-enabled,ajax_updown_fade,page_not_loaded,qode-page-loading-effect-enabled,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-overridden-elementors-fonts,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-24.4,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_768,qode_header_in_grid,bridge-child,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-63899
 
Los marianistas

Oraciones

Oraciones a María

Oraciones marianistas

En la tradición marianista existen dos oraciones que son muy significativas: una de ellas es la oración de las Tres, que se reza diariamente a las 3 de la tarde en memoria de la expiración de Nuestro Señor donde nos dio a María por madre. La otra es el acto de consagración a María, una oración que rezamos los marianistas, religiosos y laicos, consagrados a la misión de María.

Acto de Consagración a María

Señor, Dios nuestro,
para salvar a todos los Hombres y conducirlos a ti
nos has enviado a tu amado Hijo,
que se hizo hombre naciendo de la Virgen María.

Concédenos el ser formados por Ella
a semejanza de su Hijo primogénito
y ayúdanos a participar
en el amor de Cristo para con su Madre.

Tú has asociado a María al misterio de tu Hijo,
para que sea Ella La nueva Eva,
la madre de todos los vivientes.

Confirma la alianza que con Ella
hemos contraído,
que nuestra consagración prolongue
sobre la tierra su caridad maternal
y haga crecer a la Iglesia
Cuerpo Místico de tu hijo, Nuestro Señor.

Amén.

Oración de las Tres

Señor Jesús,
Aquí nos tienes reunidos al pie de la Cruz,
con tu Madre y el discípulo que Tú amabas.

Te pedimos perdón por nuestros pecados,
que son la causa de tu muerte.

Te damos gracias por haber pensado en nosotros
en aquella hora de salvación
y habernos dado a María por Madre.

Virgen Santa,
acógenos bajo tu protección
y haznos dóciles a la acción del Espíritu Santo.

San Juan, alcánzanos la gracia de acoger,
como tú, a María en nuestra vida
y de asistirla en su misión.

Amén.

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean glorificados en todas partes por la Inmaculada Virgen María.

Plegaria a la Virgen del Pilar