Rafa Corell, premio al Educador Marianista

Los reconocimientos al educador marianista se otorgan a educadores de nuestros colegios que han entregado muchos años de su vida al proyecto educativo marianista. Valoran la vocación educadora capaz de perdurar en el tiempo, los rasgos de la pedagogía marianista encarnados en una persona, la capacidad de darse, el afán de mejorar siempre, la disponibilidad, la apertura al cambio, el talante cariñoso hacia los compañeros de trabajo, el sentido del trabajo en equipo, la ilusión siempre renovada, el valor de superar las crisis, el amor y la preocupación constante hacia los alumnos, el compromiso con la red, el estar siempre ahí…