Todas las páginas

La dieta finlandesa está basada en las patatas, la carne, una gran variedad de pescados, la leche, la mantequilla y el pan de centeno. Pero aunque estos alimentos son comunes para nosotros, la cocina finlandesa está muy influenciada por la cocina sueca y rusa, así, la manera de cocinar, combinar y presentar los alimentos es muy diferente a la nuestra (patatas hervidas y verduras al vapor como acompañamiento, carne con salsas diversas, etc.).
Ya que has decidido viajar a un país de agua y pesca, debes probar alguno de estos platos a base de pescado: arenque del Báltico (a la marinera, en salsa de mostaza, asado o al horno); lucio, tímalo, farra o lota en salsa; empanadas; sin olvidar el salmón fresco, ahumado o en salazón.  Otros platos típicos son las sopas (de calabaza, de setas, de verduras…), las verduras y bayas nacionales, y los diferentes platos a base de carne con exquisitas salsas, como el estofado de carne de reno.
En cuanto a sus costumbres y horarios alimenticios, en Finlandia el desayuno es bastante fuerte, el almuerzo (entre las 11 y las 13h) es normalmente ligero, consistiendo en un plato de ensalada o un sandwich y un café. Luego hay otra comida más fuerte a las 17-18 horas y “una comida ligera” a las 21 horas. 
Aun así, en los restaurantes de las grandes ciudades, lo normal es ir a cenar hacia las 19h, aunque sirven comida a todas horas, y es normal encontrarte a gente comiendo tanto a las 16h como a las 22h.
Vayas a la hora que vayas, ten en cuenta que los platos son muy abundantes, y es de lo más común pedir sólo el plato principal y el postre.



Descubre más desde Colegio El Pilar

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo