Dios con Nosotros

Viene el Rey de la gloria,



pero viene desarmado.



Viene para hacernos reyes,



viene para hacerse esclavo.



Viene el Señor de los Cielos,



pero no busca palacios,



escoge para nacer



un pobre y estrecho establo.

Baja el todopoderoso,



de su poder despojado,



para salvar a los hombres



bajando, siempre bajando.



Llega Dios empobrecido,



sin tesoros ni regalos,



porque quiere enriquecernos



con el regalo más Santo.

Un Dios humilde, Dios niño,



un Dios pobre y rechazado.



Es Dios quien baja a nosotros,



abiertos siempre sus brazos.



Es Dios de misericordia



del amor más entregado.



Déjate amar y abrazar



y extiende tú los brazos.

Mira a José y a María



que son templos consagrados,



nazca en ti también el Niño



y serás divinizado.



Tú puedes ser Templo vivo,



puedes ser cuna y sagrario,



puedes ser Madre de Dios



si lo tienes entrañado.

Feliz Navidad 2020