Nuestra historia

Los comienzos: llegada de los Marianistas a Valencia

Un poco de historia…exterior.

La Compañía de María (Marianistas) llegó a Valencia en 1933, cuando aceptó el ofrecimiento de trabajar en el Colegio Internado Malvarrosa, propiedad de los hermanos Bataller, los dos sacerdotes. Se llevaría la dirección pedagógica nada más. No eran los mejores tiempos para la enseñanza religiosa en España. Las leyes secularizadoras ya habían suprimido los colegios de los jesuitas y la misma Compañía de Jesús. Se prohibía la enseñanza a los miembros de los Institutos religiosos. Había que “secularizarse”, por lo menos aparentemente.

La Compañía de María (Marianistas) llegó a Valencia en 1933.

En 1935 quisieron vender el Colegio a los Marianistas, pero no hubo acuerdo. Pedían demasiado, y los marianistas decidieron retirarse. Al comunicarlo al arzobispo, Mons. Prudencio Melo y Alcalde, éste que conocía bien a los marianistas, les dijo: “Les he llamado varias veces a Valencia y no han venido. Pues ahora no se pueden ir, y deben quedarse el centro de la ciudad”. Y les ayudó a buscar un local provisional. En la calle Conde Altea 41, se empezó el 15 de septiembre de 1935 con tres clases de primaria. El Colegio se puso bajo el patronato de Nuestra Señora del Pilar, advocación muy querida del Beato Guillermo José Chaminade, que durante la Revolución Francesa, residió tres años en Zaragoza. En julio 1936 empieza la guerra civil y los tres marianistas van a permanecer ocultos durante tres años, salvando la vida gracias a don Miguel Payá y familia, unas personas sencillas que les ampararon.

El 15 de septiembre de 1935 se empezó el primer curso escolar con tres clases de primaria en la calle Conde Altea 41.
Tras la guerra y hasta la ubicación actual

Al volver la paz, se alquiló un palacio en la calle Caballeros nº 39, donde había estado el Ministerio de Agricultura del gobierno de la República durante la guerra. Al final de ese curso 1939-1940 había 167 alumnos matriculados. Al curso siguiente ya eran 241. En el curso 1944-1945 el Colegio tuvo su primera promoción de bachilleres: once en total. Pero el edificio se estaba quedando muy pequeño. Para los deportes, que se fomentaron desde el principio, se alquiló los jueves por la tarde el campo del Mislata, a donde se trasladaban en tranvía.

En el curso 1943-1944 la Segunda Enseñanza se trasladó a un edificio de la calle Palau 14… Sólo se estuvo un curso, ya que el dueño vendió el edificio. Hacía falta algo propio. Por entonces, las religiosas de Loreto estaban construyendo su nuevo colegio en la calle Salamanca… y vendieron al Pilar el viejo caserón de la Plaza Conde Carlet. Allí se trasladó todo el Colegio y se empezó el curso 1945-1946 con 515 alumnos. Pero era una sede provisional, sobre todo al aumentar espectacularmente el número de alumnos, que se había ganada una fama de un fuerte espíritu de familia entre alumnos y profesores, buenos resultados en los exámenes oficiales y gran dedicación deportiva.

Había que buscar una solución definitiva. Se compraron unos terrenos en plena huerta, en el incipiente Paseo de Valencia al Mar, el nº 63, justo donde quedaba interrumpido por el ferrocarril de Aragón. En octubre de 1957 se empezó el curso con 1115 alumnos matriculados y una nueva organización en su dirección.

El colegio crece

El 13 de octubre de 1957 el Colegio apareció convertido en una isla: el río Turia se había desbordado.

El colegio se había ganado una fama de un fuerte espíritu de familia entre alumnos y profesores, buenos resultados en los exámenes oficiales y gran dedicación deportiva

El 13 de octubre el Colegio apareció convertido en una isla: el río Turia se había desbordado.

Se interrumpieron las clases durante un mes; y durante ese mismo tiempo recibieron hospitalidad en el Colegio muchos de los habitantes de las pequeñas casas de campo que rodeaban el edificio del Colegio.

Desde entonces los alrededores del Colegio han cambiado. Ya no hay huerta, sino grandes edificios. Incluso han cambiado los nombres de su ubicación. Se encuentra en la esquina de la Avenida de Cataluña con la Avenida Blasco Ibáñez, nuevo nombre del Paseo de Valencia al Mar. Y su número es ahora el 35.

En 1996 se emprendió una remodelación de la parte central del edificio. Y así cuenta hoy con una hermosa capilla moderna y acogedora, un gimnasio, un amplio salón de actos y bastantes dependencias para actividades especiales.

El cambio de milenio: odres nuevos para vino nuevo

Cuando parecía que el espacio no daba para más, la Historia le ha hecho sitio y el Colegio, “adaptándose a los tiempos” y a las necesidades, ha seguido creciendo en volumen, espacios e Historia.

Esta última etapa comenzó con la celebración jubilosa de la esperada beatificación del Fundador en octubre del año 2000, que no solo dio alegría, sino que significó un impulso renovador para los nuevos tiempos,  “Odres nuevos para vino nuevo”

A los pocos años, en el curso 2008/9, celebramos los 75 años de presencia marianista en Valencia; durante un curso y con distintos eventos recordamos con júbilo el compromiso de los marianistas con Valencia y los valencianos durante tantos años y la reafirmación de dicho compromiso con nuevos proyectos.

El curso 2009/10, se abordaron las obras necesarias para poder responder a una necesidad colegial y una vieja reivindicación de familias y profesores: la implantación de la Ed. Infantil y la construcción de un Pabellón Polideportivo Cubierto.

A partir el curso 2011/12 el Colegio del Pilar podía ofrecer a las familias la más amplia oferta educativa y deportiva posible con las nuevas instalaciones y la autorización para impartir  la Ed. Infantil y la Educación  Especial a través de los Grupos de Apoyo a la Integración que fueron aumentando en los años siguientes de los niveles de Infantil a Primaria y Secundaria.

Desde sus orígenes en esta ciudad han ido saliendo numerosas promociones de alumnos, a las que se procura ofrecer un ideal humano y cristiano, impregnado por el espíritu y la presencia de María, tradicional en la educación marianista.

– José María Salaverri S.M. – Carlos Ferrer –

Relación de Directores del Colegio del Pilar

D. Ciriaco Calzada, sm: 1933-1934

D. Juan José Aranzábal, sm: 1934-1936 y 1939-1944

Padre Eladio Ochoa, sm: 1944-1952 y 1956-1957

Padre Julio de Hoyos, sm: 1952-1956

Padre José María Salaverri, sm: 1957-1963

Padre José María Salinas, sm: 1963-1966

Padre Juan María Artadi, sm: 1966-1969

Padre Emilio Ortega, sm: 1969-1971

Padre Ignacio Sistiaga, sm: 1971-1977

D. Juan Fernández, sm: 1977-1986

Padre Luis María Lizarraga:, sm 1986-1992

Padre Joaquín Briones, sm: 1992-1996

Padre José Ángel Otaegui, sm: 1996-2003

D. Carlos Ferrer: 2003-2012

D. Rafael Bueno: 2012-Presente

Escudo del colegio
Escudo del colegio
El colegio en los años 50
El colegio en los años 50
La nueva Virgen del patio
La nueva Virgen del patio